tv-seriesDebido a que pertenecemos al siglo XXI, ya estar aburrido es sólo una excusa. Existen tantos géneros de los cuáles escoger, que a veces simplemente nos abrumamos ante tantas posibilidades. Es en ese momento en que sus gustos personales juegan un papel fundamental. Si se aburre fácilmente, leer un libro demasiado largo puede ser una tarea delicada. Si además, cuando termina de ver una película le parece que el argumento no estuvo propiamente desarrollado, o que se omitieron detalles importantes para comprender la historia, quizás usted sea del tipo de persona que prefiere disfrutar de una serie televisiva.

Existen miles de series de alta calidad, de una gran variedad de géneros y duración. Hay series documentales, históricas, de época, dramáticas, de ciencia ficción, futuristas, comedias… la lista es interminable.

Las series televisivas, debido a que tienen más libertad con respecto a la cantidad de capítulos y la duración de los mismos, pueden abarcar temas más complejos, desarrollar mayor cantidad de personajes con mayor profundidad que una película, y gracias al poder de la televisión, para algunos constituye una fuente de entretenimiento más aceptable que la lectura.

Además, diferentes series de televisión sirven a diferentes propósitos. Por ejemplo, si usted tuvo un mal día y se siente estresado, una serie de comedia, con capítulos cortos que no sobrepasan la media hora, es un remedio sencillo y práctico. Las series de corte histórico lo pueden sacar de un apuro si necesita conocer sobre cierto hecho histórico en poco tiempo, y no cuenta con los recursos necesarios para hacer una investigación. En este caso debe cerciorarse de que la serie sea lo más fiel posible a la realidad, y en caso de que no lo sea completamente, saber qué hechos difieren de lo que realmente sucedió.

De cualquier forma, las series televisivas constituyen una opción más para que usted disfrute, ya sea solo, en pareja o en familia.